El Consell asegura haber salvado el trasvase Tajo-Segura y la llegada de agua al regadío alicantino

por | Nov 19, 2022 | Actualidad | 0 Comentarios

Compartir en redes

Mediterráneo Press

Las futuras condiciones de explotación del trasvase Tajo-Segura introducen un mecanismo corrector, acompañado de una serie de inversiones, que afecta a los criterios relativos al establecimiento de los caudales ecológicos y que debe servir para garantizar la llegada de agua a los regadíos alicantinos. Al menos, así lo han asegurado este viernes fuentes de la Generalitat que consideran un “éxito” su participación en el proceso de negociación sobre las nuevas condiciones de explotación del trasvase Tajo-Segura.

En concreto, desde la Generalitat, se considera un “avance importante” la modificación que se ha operado respecto a los planes iniciales que se presentaron en la medida en que el establecimiento de ese mecanismo sienta las bases necesarias para el mantenimiento futuro del trasvase.

En este sentido, se valora positivamente la “predisposición negociadora” que ha mostrado el Ministerio de Transición Ecológica. Así, destaca que “las mejoras que se han conseguido son fruto del dialogo, del trabajo y de la voluntad de entendimiento entre las partes. Asimismo, la Generalitat destaca la colaboración que en todo momento han mostrado las asociaciones de regantes durante el proceso negociador”.

La novedad sustancial de esas nuevas condiciones de explotación consiste en que los incrementos paulatinos de los caudales ecológicos a su paso por Aranjuez que se propusieron inicialmente dejan de ser fijos e inamovibles y estarán sometidos a revisión, hasta el punto de que si se cumplen los objetivos ambientales fijados ni siquiera será necesario aplicar los escalones previstos en el plan hidrológico a partir del 1 de enero de 2026, de tal manera que los caudales ecológicos no verían su aumentado su valor y, por ende, no comprometerían la continuidad del trasvase.

Precisamente, para poder cumplir esos objetivos ambientales el Gobierno aprobará inversiones por valor de 1.000 millones para la depuración de aguas procedentes de Madrid, cuyo nivel de contaminación actual constituye una de las principales causas del mal estado de las masas de agua a su paso por Aranjuez, termómetro que sirve para valorar y establecer el valor de los caudales ecológicos.

Al mismo tiempo, el gobierno contempla otro plan inversor dirigido a la cuenca del Segura que contará con un presupuesto de unos 600 millones de euros que, en este caso, se destinarán a incrementar la producción de las desaladoras, a mejorar la interconexión entre las mismas para facilitar el abastecimiento de agua en las diferentes zonas, y a la instalación de energía fotovoltaica.

Todas esas medidas, según el Consell, deberán ser aprobadas en la reunión del Consejo Nacional del Agua del próximo día 29, suponen una modificación importante de los planteamientos iniciales ante los cuales la Generalitat ya expresó su oposición.

Consum

Opinión

A propósito de la Constitución

A propósito de la Constitución

Artículo de opinión- Juanvi Pérez Un año más llegamos fieles a la cita constitucional. Cuarenta y cuatro años después del mayor logro como sociedad...

leer más
Recortes

Recortes

Valencia, 3 de diciembre de 2022 - Fernando De Rosa, senador Partido Popular El Real Decreto 954/2022 de 15 de noviembre, publicado en el BOE número...

leer más

Recientes

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *