Interturismo

Miguel Zorío: «Peter Lim miente a la alcaldesa con el presupuesto del estadio para que le dé la licencia y el convenio»

por | Feb 9, 2024 | PORTADA 3 | 0 Comentarios

  • En la reunión que hizo en diciembre el Valencia CF con las dos constructoras se habló de un mínimo de 180 millones de euros para finalizar las obras con un estadio low cost.
  • Peter Lim quiere comenzar las obras con los 80 millones de CVC y así conseguir que le aprueben el pelotazo urbanístico. Pero le faltan 100 millones de euros.
  • Fenwick reconoce sus cifras son “simplemente informativas” y que hay que valorarlas realmente cuando se tenga el proyecto de ejecución.
  • Las constructoras no han recibido el informe de la OCA, así que es imposible que puedan valorar económicamente la obra que falta.
  • Es imposible que la misma licencia sirva para el estadio diseñado en la década del 2000 para 70.000 asientos, totalmente cubierto, con casi 4000 plazas de parking y fachada con diseño 5 estrellas; que para un estadio de poco más de 40.000 asientos en junio de 2022, de 66.000 asientos en julio de 2022, y no se sabe que capacidad en estos momentos.
  • El proyecto incumple la ley del deporte que obliga a que todos los espectadores tengan su asiento, no sirve un “balcón mediterráneo”.
  • El proyecto de 2022 no asegura las casi 4000 plazas de parking, ni cubre el 75% del aforo y deja como fachada la actual mole de hormigón.
  • Sigue sin aparecer el dictamen jurídico de diciembre del año pasado que aseguraba que las licencias no habían caducado. Ni tampoco está accesible el dictamen de la OCA en el expediente.

Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF, ha salido rápidamente al paso del nuevo engaño que Peter Lim y su diseñador gráfico de cabecera, intentan someter a la Alcaldesa de Valencia: “hace menos de dos meses, Layhoon se dirigió a los accionistas del club para informarles que el presupuesto final del nuevo estadio nunca estaría por debajo de los 340 millones de euros, y ahora el mago Fenwick rebaja esa cifra a 265 millones de euros. Ese mismo mes de diciembre, el club convocó en sus oficinas a los arquitectos y a las constructoras para hablar de la situación del nuevo Mestalla, y en la reunión se situó la cifra necesaria para terminar el proyecto low cost en cerca de 180 millones de euros, de los que el club sólo tenía los 80 millones de CVC. Ahora Fenwick reconoce que sus cifras no están contrastadas con el proyecto de ejecución y que son a título informativo. Y¿ Y que busca Lim con todo este empastre?. Muy sencillo: decirle a la Alcaldesa, tengo casi todo el dinero para terminar el estadio, tú dame el convenio urbanístico y tendrás un estadio para tus partidillos del Mundial. La realidad será que comenzará la obra, y no tendrá dinero para terminarla. Eso sí, él pegará un pelotazo urbanístico que terminará de arruinar al club y dejará en ridículo al consistorio. A día de hoy las constructoras no tienen el informe de la OCA ni está subido al expediente”.

Como ya recordó Zorío esta misma semana, la Ley del Deporte, de 1990, como el Real Decreto 203/2010, que desarrolla la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte de 2007, establecen que todas las localidades de un estadio de fútbol deben estar numeradas y tener asiento, al menos en categoría profesional. El reglamento de LaLigatambién obliga a ello, sin excepciones.

“En los últimos años, hemos visto con sonrojo como el club de la empresa china Meriton, por ejemplo, filtró un proyecto con una cubierta sostenible (que no se iba a hacer de momento), financiado con unas torres (que no están hechas y que están dentro de convenio inexistente), con un tercer anillo que después dijeron que sí que iban a aprovechar (en el power point presentado inicialmente se dejaba con lonas que cubrían la grada) y con un segundo anillo, cuyas gradas están ya construidas, que no se pueden derribar y que llegaron a decir que sólo alojaría a 7.000 de los 22.000 asientos que allí caben. Primero pasaron de un estadio de 43000 a otro de 47.000 aficionados, desapareciendo la general de pie (que estaba prohibida) y aun así seguía siendo más pequeño que el viejo Mestalla, cuya capacidad se acerca a los 50.000. Después, Germán Cabrera le prometió a José María Olano, que llegarían a los 66.000, con un BALCÓN MEDITERRÁNEO también ilegal. Sin las plazas de parking requeridas por movilidad, con una cubierta que sólo alcanzará a los VIP,s y una fachada con una finalización de cuarta división.” ha afirmado Miguel Zorío, ex Vicepresidente del Valencia CF.

El portavoz de Marea Valencianista recuerda a los políticos valencianos y a los técnicos municipales que la ATE está caducada (por acuerdo del Consell) y cualquier nuevo proyecto, incluido reanudar las obras del nuevo Mestalla necesita nuevas licencias. 

Consum

Opinión

Tiempo de zorras

Tiempo de zorras

Artículo de opinión, por Enrique Benavent «Hubo un tiempo, y ¡y qué tiempo !.. un tiempo de inocencia, un tiempo de seguridades» (Bookends) las...

leer más

Recientes

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *